Resolución y ppi ¿qué valor usar?

Un fallo recurrente que suelo observar al hablar con mucha gente es un concepto erróneo que tienen respecto a la resolución de las imágenes. La duda habitual es qué resolución asignar a las fotos ¿72 ppi? ¿96? ¿o tal vez mejor 300? ¿Cuál de ellos es mejor para ver en monitor y cuál es mejor para imprimir?

Vamos a empezar por explicar qué es la resolución.
La resolución, en general, es la capacidad de distinguir como separados dos puntos muy próximos. Nos habla del poder de una imagen para representar detalle.
Ese detalle viene dado por varias circunstancias: la cantidad de píxeles de la imagen, la resolución óptica del objetivo (calidad de la óptica) y otros factores más que tienen que ver con la visualización final según el dispositivo de salida: cuántos píxeles se pueden representar en, por ejemplo, una pulgada de papel o en una pulgada de pantalla de monitor.

A los fines del presente artículo dejaré de lado la resolución óptica de las lentes y me centraré en explicar cómo se visualiza una imagen en un monitor o en una impresora.

Pero primero repasemos algunos conceptos que suelen traer confusión.

El tamaño de la imagen
El tamaño de una imagen se mide en píxeles, es decir cuántos píxeles mide de ancho y de alto una foto u otra imagen. Por ej. 600×800, 1024×768, etc.
Aunque una imagen con más píxeles “pesará” más bytes, no confundir tamaño de imagen con tamaño o peso del archivo.
El tamaño de la imagen estará determinado por el sensor de nuestra cámara o por el tamaño al que la hayamos redimensionado con un editor de imágenes como el Photoshop.
Muchas veces al tamaño de la imagen se lo suele denominar resolución. A los fines de este artículo, y como proponen muchos autores, evitaremos llamarle así.

El tamaño de la pantalla del monitor
Los viejos monitores VGA medían 640×480 píxeles y los SuperVGA eran de 800×600 píxeles. Luego fueron creciendo hasta los actuales Full HD de 1920×1080 px o la pantalla retina de un Macbook Pro que mide la friolera de 2560×1600 px.
A la dimensión en píxeles del monitor también se le suele llamar resolución.

La pantalla de los monitores tienen además un tamaño físico medido habitualmente en pulgadas. Generalmente se indica la diagonal pero en realidad lo que importa para la resolución es el ancho y alto de la pantalla.

Para estos conceptos que se refieren a las dimensiones en alto y ancho tanto de la imagen como de los monitores preferiremos la denominación de tamaño y evitaremos decirle resolución para evitar confusiones. Aunque en la práctica la gente y muchos autores utilicen la palabra resolución.

RESOLUCIÓN DEL MONITOR
Cuando hablamos de la resolución del monitor solemos ver asociada la unidad ppi, abreviatura de pixels per inch que en inglés significa píxeles por pulgadas.
Este concepto se refiere a la densidad o concentración de píxeles en la unidad de longitud, habitualmente pulgada, y es la cantidad de píxeles que caben en una pulgada de pantalla para un monitor dado.

Veámoslo en ejemplos:
Un monitor como el mío, un Dell 2209WA de 22″, mide unas 18 pulgadas de ancho y tiene 1680×1050 píxels. Su resolución es de 1680píxel / 18 pulgadas = 93ppi.

Otro ejemplo. La pantalla de mi móvil, un Nexus 4, tiene una medida de 4×2,36 pulgadas y, en píxeles, mide 1280×768. Es decir que la resolución de pantalla del Nexus 4 es de 1280px / 4 pulgadas = 320ppi

¡Tiene tres veces más resolución mi móvil que la pantalla de mi ordenador Full HD!
Sí. Tiene más resolución a pesar que tiene bastante menos píxeles.
Es decir que un monitor tiene más resolución cuanto más pequeño sea. Aún cuando tenga un tamaño en píxeles menor. Porque se concentra más cantidad de píxeles en menos superficie de pantalla. Lo que visualmente da sensación de mayor detalle.
Tengamos en cuenta que a mayor tamaño físico de la pantalla habrá que observarla desde más distancia. Lo cual mantiene la sensación visual de nitidez.

IPORTANTE: No confundir ppi con dpi (dots per inch, puntos por pulgada) que es otro concepto diferente que excede el presente artículo.

RESOLUCIÓN DE LAS FOTOS
Las fotos digitales son un archivo informático que contiene una matriz de puntos de diferentes tonalidades. Esa matriz es una cuadrícula de píxeles con un ancho y un alto. Ese ancho y alto es el tamaño en píxeles que mencionamos al principio. Dijimos que se le solía llamar resolución aunque preferíamos llamarle tamaño de imagen.
La imagen digital no tiene un tamaño físico hasta que no es visualizada en un monitor o es impresa. Por lo tanto no se puede medir ni en cm ni en pulgadas. Por ende no es posible definir para las fotos una resolución en términos de ppi. La imagen contenida en el archivo fotográfico tiene únicamente tamaño en píxeles pero no tiene resolución en ppi.

Muchos se estarán preguntando entonces qué significan los ppi que acompañan a las imágenes, ya sea porque le pusimos una resolución en la cámara o se la asignamos con el Photoshop, el Lightroom o cualquier otro editor.

Para entenderlo tomemos como ejemplo una foto de 800×600 px visualizada en una vieja pantalla SVGA de 800×600 px.
Al visualizarla en ese monitor ocupará la totalidad de la pantalla ya que foto y pantalla miden lo mismo. Aunque la pantalla mida 12, 15 o 20 pulgadas siempre la ocupará entera.
Si la pantalla mide 15 pulgadas, tendrá 12″ de ancho por 9″ de alto. Por lo tanto la resolución de la foto en la pantalla será de 66ppi (800px/12″ ó 600px/9″), independientemente del valor en ppi que le hubiéramos asignado.
Si la pantalla mide 12 pulgadas, tendrá 9,6″ de ancho por 7,2″ de alto. En este caso la misma foto de 800×600 que ocupa toda la pantalla tendrá una resolución de 83ppi (800px/9.6″ ó 600px/7.2″).
Como vemos no tiene ninguna importancia qué valor le hayamos asignado a los ppi.

Lo mismo podemos aplicar a los modernos monitores TFT. Imaginemos la misma foto, u otra de mayor cantidad de píxeles. La foto ocupará los píxeles que le corresponda en la pantalla.
Si es la misma foto de 800×600, en una pantalla de 1280×768 quedará un margen libre alrededor a causa de los píxeles sobrantes.
Si en cambio la foto es 1280×768 ocupará toda la pantalla.
Y si la foto es mayor, no se podrá visualizar completamente en la pantalla a menos que se reescale de alguna manera (automatica o manualmente).

Cómo se puede ver la misma foto tiene resoluciones diferentes según la pantalla en la que se vea. Y, por cierto, ninguna de esas pantallas que usamos de ejemplos, aún siendo las más típicas, tienen los 72 ppi que la mayoría cree.
Como hemos podido comprobar los ppi asignados a la foto no afectan la resolución ni el tamaño de visualización en un monitor. Y menos aún la calidad de la imagen. Son un simple metadato más de los EXIF, una simple etiqueta con una información que no afecta ni altera en nada a la foto. Luego veremos para qué sirve.
Para el sistema de vídeo (placa gráfica y monitor), la foto en sí misma y en términos de ppi no tiene ninguna resolución. La foto siempre adoptará la resolución del monitor.
Por lo tanto da igual qué resolución se le asigne, sea al momento de la toma o sea posteriormente en el revelado. En el monitor no cambia nada. Y tampoco tiene ninguna importancia los ppi que asignemos para publicar en web ya que dependerá del monitor en el que sea visualizada.

Lo que debemos tener en cuenta para subir a la web es el tamaño de la foto en píxeles para que no sea más grande que la pantalla y quepa completa. Para ello generalmente se aconseja que la dimensión de la imagen no sea mayor de 800×600 píxeles. Actualmente casi nadie tiene monitores SVGA, con lo cual ese tamaño está bien porque no ocupa toda la pantalla permitiendo un margen alrededor por estética o para jugar con el diseño.

  • Observación: A veces puede ocurrir que alguien haya configurado el monitor a una resolución que no sea la nativa. En ese caso la tarjeta de vídeo adaptará las resoluciones. Pero este es otro tema que nada tiene que ver con esta discusión y depende exclusivamente del ajuste de pantalla de cada usuario. y no podemos actuar sobre él cambiando la asignación de resolución de nuestra foto.

¿Entonces para qué sirven los ppi?
Algo similar a lo que ocurre en la pantalla se aplica a las impresoras. La foto tendrá una resolución una vez impresa según la medida en cm o pulgadas de la copia en papel.
Pero a diferencia del monitor, aquí sí que importa la resolución en ppi que le hayamos asignado. Porque la impresora distribuirá los píxeles de la foto a lo largo de cada pulgada del papel según el valor que hayamos puesto.
La resolución que nosotros pongamos se graba en los EXIF del archivo como un metadato más. Y nada más que eso. Como ya dijimos no altera en nada ninguna cualidad de la foto. La foto en un monitor se verá igual si le asignamos 72 que si le asigamos 300 ppi. Pero en una impresora no. En una impresora cambia completamente.

Imaginemos una foto de 1024×682 (tipica proporción 3:2 de una reflex). Si le hemos puesto resolución de 72ppi se imprimirán 72 pixeles en cada pulgada de papel, por lo tanto la foto medirá: 14,22×9,47 pulgadas ó 36cm x 24cm. Un tamaño muy grande para una imagen de 1024×682. Evidentemente no será muy nítida.

Si en cambio la imprimimos a 254ppi (resolución fotográfica estándar) medirá 10,24cm x 6,82cm. Bastante más chica pero mucho más nítida.
Ha cambiado el tamaño físico de la copia impresa aumentando la resolución y ganando nitidez, pero los píxeles son los mismos.

CONCLUSIONES
Para responder la pregunta del título ¿qué valor usar? La respuesta es que para uno foto que va a ser visualizada en el monitor o publicada en web, el valor en ppi que pongamos es absolutamente indiferente ya que será ignorado por el sistema.

En cambio si la foto va a ser impresa, el valor en ppi determinará el tamaño físico de la imagen en papel separando o juntando más los píxeles.
Usualmente se recomienda usar valores de entre 254 y 300 ppi, lo cual dará un nivel de definición suficientemente alto y el píxel no será visible a distancias de observación corta.

Pero si la foto va a imprimirse a tamaños mayores tendremos dos opciones:
1. Bajar la resolución para que los píxeles se separen. La foto perderá nitidez pero como deberá ser observada desde más lejos nuevamente nuestros ojos dejaran de percibir el pixel. Se recomienda que la distancia de observación sea el doble que el lado más largo de la foto.
2. Remuestrear la imagen a un tamaño en cm mayor pero manteniendo la resolución. Con este método el editor de imágenes que usemos, deberá “inventar” píxeles para mantener la resolución. Esos píxeles inventados por promedio de los de alrededor evidentemente no agregarán detalle a la imagen. No ganará nitidez pero la suavizará disimulando el pixelado si la distancia de observación es más corta que la recomendada.

Para tener en cuenta:
– El valor de 254 ppi corresponde a 100 píxeles por cm, lo cual hace que sea muy fácil calcular el tamaño más grande al que se puede imprimir una foto para que la calidad sea óptima. Ej una foto de 6Mp, de 3000×2000 píxeles, divido por 100 (100 px por cm equivale a 254 ppi) nos da una impresión 30×20 cm como tamaño máximo para una calidad óptima.

– Aunque hay que poner algún valor de ppi en la cámara, si disparamos en RAW no tiene mucha importancia ya que asignaremos un valor durante el revelado del raw y poco importará el que hayamos puesto en los ajustes. Si disparamos en JPG y vamos a imprimir directamente desde la tarjeta, entonces cobra sentido ajustar los ppi y el valor que decidamos deberá pensarse en función del tamaño de la copia impresa.

Publicado en Técnica fotográfica Etiquetado con: , , ,