Irlanda: Dublin y Kilkenny

Recientemente tuve la suerte de recorrer la isla de Irlanda, en el archipiélago británico. Comenzamos el viaje por la parte sur de la isla, la República de Irlanda. Concretamente por Dublin. Una ciudad no muy grande pero que tuvo entre sus habitantes a grandes escritores como Oscar Wilde o James Joyce.

Portal de Guinness

Fábrica de Guinness, Dublin

Tirando una Guinness

La “Academia” Guinness

música en vivo en The Temple Bar

The Temple Bar

Dublin como muchos nombres de lugares por la zona tiene su origen fonético derivado de una voz gaélica, en este caso Dubh Linn cuyo significado es “Laguna Negra”. Es una ciudad con una activa vida nocturna, muchos pubs y una de las más famosas cervezas del mundo. Por lo cual si se tiene intención de hacer una visita a la isla, no es una mala idea comenzarla por esta ciudad.

Evidentemente no se puede estar en Dublin y no ir a conocer cómo se fabrica su cerveza más preciada y, de paso, dejarse enseñar cómo se debe tirar correctamente una Guinness.

La empresa se enorgullece tanto de contar a sus visitantes el proceso de fabricación, como de haber conseguido el contrato de alquiler de la fábrica por un período de 9000 años a 45 libras anuales. No, no. No es un error, la duración del contrato es de 9000 años. Y el precio es 45 libras por año. Todo un record Guinness ¿verdad?

La movida se concentra en la zona de Temple Bar, un barrio con una calle llena de pubs y bohemios restaurantes. Entre ellos el pub que la tradición asegura que da nombre al barrio: The Temple Bar. Un pub atiborrado de gente, donde puede oirse música en vivo cada día.

Una vez que hayamos repuesto energías en la ciudad, podemos salir a recorrer la isla. Todo está cerca y se puede hacer en coche tomando como base la ciudad. Se pueden recorrer campos, lagos, montañas y su costa acantilada. Y también perderse en las calles de pueblos o pequeñas ciudades como Kilkenny a orillas del río Nore.


Kilkenny, con sus 8600 habitantes, es la capital del condado homónimo. Es conocida, según nos explica la Wikipedia, como la “ciudad de mármol”. Denominación que se ganó por un tipo de piedra negra existente en la zona y que forma parte de muchos de sus edificios.
Encontraremos allí su mejestuoso y muy bien conservado castillo medieval del siglo XII con sus jardines al frente y un enorme parque por detrás, donde en verano la gente se echa al sol o grupos de amigos se juntan a jugar Hurling, un deporte de origen celta similar al Hockey muy popular en la ciudad.

Continuará…
Próxima entrega del viaje: Irlanda del Norte, Giant’s Causeway y el puente de Carrick-a-rede.

Publicado en Viajes Etiquetado con: , , ,