Bodegón casero

Esos días en los que siento abstinencia fotográfica suelo mitigarlos heciendo un bodegón. Como tampoco tenía ninguna idea clara en la cabeza decidí aprovechar para hacer una foto un poco genérica que me sirviera para ilustrar algún futuro artículo. Tomando como base una foto anterior que había hecho para el blog de otro proyecto. Lo cual a su vez me generó la inquietud de escribir este mismo artículo, el típico “cómo se hizo”.

w-2016_09_24_015600px

Al igual que muchos de los bodegones que hago, decidí iluminarlo con luz natural: Una ventana grande por donde entra luz del sol indirecta. Quería lograr una imagen que represente la planificación de una sesión fotográfica en un ambiente rústico con un toque “vintage”. Así que seleccioné como atrezzo una vieja réflex de película, un objetivo acorde, una plancheta con hojas y un lápiz. El teléfono con la app The Photographer’s Ephemeris abierta refuerza la idea de planificación y es el toque extemporáneo de la imagen.

El set es muy sencillo:

  • Una mesa de madera plegable como fondo rústico
  • Focal fija de 50mm
  • Tripode con la barra horizontal para una toma perfectamente cenital
  • Un cartón negro para proyectar sombra limitando la luz a manera de viñeteo
  • Un reflector plateado, que bien podría ser una cartulina blanca, para iluminar la cámara que quedaba bajo la sombra
  • Cable disparador para conseguir una buena profundidad de campo cerrando diafragma y no tener problemas de trepidación.

w-set-up_bodegon600px

Los datos de la toma son:screenshot-lg
ISO 100 – Focal 50mm – f/8 – t 1/5 seg.

Jugando un poco con el Photoshop para cambiarle la tonalidad y el contraste general, conseguí un interesante wallpaper que puse como fondo de pantalla de bloqueo en mi teléfono móvil.

 

Espero haber sido útil y cualquier comentario podéis dejarlo en el foro en este post.

Publicado en Cómo se hizo, Fotos Etiquetado con: ,